…Ese mundo “reservado” únicamente para los “Divos” que Dios les otorgó un don especial, y claro, que la sociedad y la mercadotecnia colocaron en el pedestal del comercio global… al que el resto de los mortales, vemos por ahí lejano e inalcanzable, pero con el cual todos soñamos…
Ese mundo de gente “nice” que rebosa creatividad y autenticidad….romanticismo y sensualidad, muy casuales y sencillos… pero perseverantes y apasionados guerreros que han sabido “capitalizar” o proyectar, corregiría yo, su arte, con gente de ideales comunes, y se atreven, día con día a invertir su tiempo, que nunca es demasiado, por realizar aquello que les apasiona y alimenta su esencia como ser humano, por aquello que le da sentido a su ser.

Conocí hace muchos años a alguien que decía que TODO en la vida es DISEÑO, que el diseño es el principio que rige, o está implícito en cada una de las actividades que realiza el ser humano… desde las flechas con que cazaban los antiguos a los animales para sobrevivir hasta la compleja red social llamada “facebook”, siempre hubo la necesidad, o la inquietud, que acompañó la creatividad o el ingenio del ser humano, que da inicio al proceso de diseño. Y ayer y hoy… y mañana por supuesto, seguiremos hablando de diseño, y en su nombre abarcaremos otros campos y ciencias que hoy desconocemos, y de las cuales no pretendo siquiera imaginar…

Hoy solamente quiero iniciar la aventura de atreverme a escribir, junto con mi equipo de trabajo, acerca del diseño, en su faceta del arte y el buen vivir… compartir con cada uno de ustedes, mis experiencias o vivencias y comentarios, dentro del maravilloso y emocionante… apasionado e interminable, universo llamada DISEÑO.

Bienvenidos a bordo!